Vello excesivo en mujeres

Hirsutismo: Vello excesivo en mujeres. Depilación Láser

hirsutismo

Se denomina Hirsutismo al crecimiento excesivo de vello terminal en la mujer siguiendo un patrón masculino de distribución: patillas, barbilla, cuello, areolas mamarias, tórax, en área inmediatamente superior o inferior al ombligo, así como en muslos y espalda. Frecuentemente se asocia a acné, calvicie con patrón masculino e irregularidades menstruales.

La transformación del vello en pelo terminal depende de factores hormonales. Los andrógenos (hormonas masculinas) son los responsables del cambio; cuando aumentan estas hormonas en el cuerpo de la mujer por alguna causa, el vello tiende a convertirse en pelo terminal, lo que da lugar al Hirsutismo. Este vello terminal es más grueso y pigmentado (contiene más melanina). Muchas veces se trata de un síntoma que es la manifestación de otros trastornos, como el síndrome de ovario poliquístico, aunque también se relaciona con factores genéticos y raciales.

Con la edad y en especial después de la menopausia, la cantidad de vello facial también se puede incrementar.

Un problema agregado del hirsutismo es la fuerte disminución de la autoestima en las personas que lo padecen, sobre todo si el vello es muy abundante en el rostro. Incluso podría dar curso a una depresión, al pensar que no existe ninguna solución para erradicarlo.

Las causas más comunes son:

Síndrome de ovario poliquístico, en el que además hay acné y alteraciones menstruales.
Hipertecosis ovárica.
Hiperplasia suprarrenal congénita.
Hipotiroidismo.
Medicamentos como el minoxidil, corticoides y algunos Anticonceptivos orales.
Idiopático (o de origen desconocido).
Síndrome y Enfermedad de Cushing.

El tratamiento del Hirsutismo, al igual que su diagnóstico debe estar dirigido por un médico especialista.

La depilación láser es una de las soluciones más efectivas contra el hirsutismo. Se basa en la destrucción del folículo piloso en crecimiento. Es un método, no invasivo, rápido, seguro y eficaz con resultados probados después de muchos años de seguimiento. Sin embargo por los ciclos de crecimiento del pelo, se necesitan varias sesiones con un intervalo de unas 4 a 6 semanas entre una y otra.