Cirugía de mamas

Mamoplastia de Aumento
La mamoplastia de aumento es un procedimiento que permite mejorar el aspecto de los pechos pequeños, asimétricos o caídos, mediante la colocación de prótesis. Las prótesis son especialmente diseñadas para esta finalidad, cuyos fabricantes las han venido desarrollando desde hace más de 40 años. Actualmente, los implantes de mama ofrecen un amplio margen de seguridad. Utilizamos prótesis de primera marca y calidad: Mentor o Eurosilicon.

El implante puede colocarse debajo del músculo pectoral o debajo de la glándula mamaria. Debe utilizarse la técnica que resulte adecuada para la persona.
La incisión suele hacerse en el borde inferior de la areola, con lo que se disimula la cicatriz por la propia rugosidad natural del tejido y resulta inapreciable a las pocas semanas.

Es una de las intervenciones más solicitadas por las mujeres de todo el mundo. El resultado de ésta cirugía es buscar la armonía en la figura de la paciente, lo que tiene como consecuencia un aumento en su confianza y autoestima.

Mamoplastia de reducción mamaria
Este procedimiento permite corregir la hipertrofia mamaria (mamas muy grandes), que pueden producir distintos trastornos, como dolor de espalda y/o micosis en pliegues, y también permite darle un aspecto más juvenil a las mamas.

Mastopexia o levantamiento mamario
Este procedimeinto permite corregir las mamas caídas y flácidas que pueden presentarse sobre todo después de que la mujer tiene hijos y los amamanta. Sin embargo también puede ser por pérdida excesiva de peso o por la fuerza de gravedad natural, lo que conlleva la pérdida de elasticidad de la piel, por lo que la mama pierde su firmeza y forma.
Cuando la mama además de caer ha perdido o posee poco volumen se puede colocar una prótesis (implante mamario).
Con la mastopexia también se puede reducir el tamaño de la areola (piel oscura que rodea el pezón) cuando sea muy grande.