Cirugía abdominal

Demolipectomía

Esta cirugía se indica en pacientes con exceso de grasa y piel en la zona abdominal, en la parte anterior del abdomen y en todo el contorno de la cintura (Colgajo dermograso – “Delantal”). Mediante este procedimiento se retira el exceso de piel y grasa abdominal, al mismo tiempo realiza una unión de los músculos rectos del abdomen que están separados tras el estiramiento. Esta situación se suele dar en pacientes que han tenido aumento de peso y pérdida posterior o en mujeres que han tenido varios embarazos, tras los cuales la piel y músculos abdominales se han relajado y no han recuperado su tono inicial. Es ideal para reconstruir el abdomen post-embarazo.
Este procedimiento se puede complementar con una lipoaspiración de las caderas y de toda la cintura, para alcanzar resultados óptimos.

Si sólo se tiene acumulación de grasa en la zona por debajo del ombligo y una flaccidez leve, puede ser suficiente la realización de un procedimiento menos complejo y de menor magnitud denominado mini-abdominoplastia.

Liposucción
Es un procedimiento quirúrgico por medio del cual se eliminan los depósitos de grasa en distintas zonas del cuerpo con el fin de moldear las áreas irregulares o con exceso de grasa en el contorno corporal. Este procedimiento puede mejorar notablemente el aspecto de los pacientes. Se realiza en zonas como caderas, espalda, glúteos, muslos, pantorrillas, mentón, cuello (papada) y mamas. Se pueden realizar pequeñas lipoaspiraciones con jeringas o megaliposucciones. Este procedimiento se puede asociar a lipotransferencia.

Corrección de ombligo
Este procedimiento, también llamado plastia umbilical, se utiliza para modificar alteraciones de forma del ombligo, que se traen desde el nacimiento o causadas por cicatrices, hernias, pircings, etc. Este procedimiento se efectúa con anestesia local o sedación, dejando unos puntos que son retirados a los 5-7 días y debiendo portar una faja durante un par de días después de la cirugía.